lunes, 23 de diciembre de 2013

Análisis del Film “MISTERIOSO ASESINATO EN MANHATTAN” ( Woody Allen 1993) por Miriam Castillo García.




ANÁLISIS DE LOS ELEMENTOS FORMALES DEL TEXTO FÍLMICO:

Para contarnos esta misteriosa historia, Woody Allen emplea un estilo fresco y casual, que se acercaría mucho a nuestro punto de vista, de tal forma que al espectador le da la sensación de estar dentro de la película y así lo vive como un personaje más, como si también fuese su historia.

Para conseguir este efecto: no abusa de los primeros primerísimos planos, que, es más, ésta película carece de ellos, tampoco hay grandes primeros planos, pero sí aparecen medios planos, pongamos por ejemplo la escena en la que Carol Lipton (Diane Keaton) encuentra la urna de cenizas en la despensa, la urna es un objeto importante, sin embargo, no se centra en enfocar solamente a dicho objeto, sino también en la reacción de la actriz, tal y como lo veríamos nosotros si presenciásemos esa escena.
También hay que decir que hay varias panorámicas, por ejemplo la primera escena, en la cual podemos ver todo el esplendor de la ciudad de Nueva York desde el aire (hay que destacar que este tipo de imágenes son características de este director, Woody Allen). También emplea zooms cuando hay algún tipo de suceso importante que cambia radicalmente el giro de la historia; podemos apreciar un zoom muy evidente cuando el señor Paul House sale de su apartamento, camina por un paso de peatones, que se muestra con un plano general muy amplio, y de pronto, un zoom nos acerca a él para dar más importancia al hecho de que se percata que ha olvidado algo en su casa y decide dar la vuelta y regresar, pero resulta que la señora Carol Lipton está en su piso, lo que provoca un giro agobiante para la historia.

La iluminación que se emplea en esta película es el típico estilo de los años 80 y 90, con un aspecto ahumado, un poco turbio quizá en ocasiones, sin embargo no por ello deja de ser más realista, los colores que se utilizan para el vestuario son colores que apenas desentonan, marrones claros, ocres, beis, colores muy neutrales y que apenas dicen nada, esta técnica tiene sentido puesto que lo más importante de esta película es el diálogo y el argumento, perfectamente es una obra que bien puede ser leída y apenas necesita representación, por esto es que los colores no son una preocupación, sino un complemento más.

En cuanto a los efectos sonoros, podemos decir que constantemente hay música de fondo, es más, se emplea un tipo de música específico y característico de la ciudad de Nueva York, el jazz, aparte de ser una música misteriosa y seductora que ayuda a dar ambiente al film y a captar la atención del espectador.

Los diálogos son creíbles, es decir, perfectamente una persona real podría expresarse tal y como lo hacen los personajes en la película. Emplean un lenguaje coloquial y corriente, sin tecnicismos, tal y como sucedería un hogar corriente, en la calle o con las amistades, hablando de un tema trivial.

Para terminar, referido a códigos sintácticos no hay mucho que decir, el noventa por ciento de las transiciones de la película son cortes, aunque al comienzo de la película, durante los créditos iniciales, las imágenes panorámicas de Nueva York tienen algún fundido con transparencia.



ANÁLISIS DE LOS ELEMENTOS FORMALES DEL RELATO:

A simple vista puede parecer que es una película apta para todos los públicos, sin embargo dada la complejidad del tema, está dirigida para personas de más de 14 o 16 años, capaces de entender la trama de la historia. Hay que añadir que hay ciertos toques de humor, típicos de Woody Allen que son un poco difíciles de apreciar al principio y se requiere de paciencia para comprenderlos.
El narrador es extradiegético, esto lo podemos saber porque hay varios factores que lo determinan: es un narrador que nos muestra todo, nos muestra a todos los personajes individualmente, lo que hace cada uno a cada momento (esta característica no la puede tener el intradiegético porque sería un personaje que solo conoce lo que le afecta a él), y en ningún momento aparecen los hilos de pensamiento de un personaje concreto en estilo de voz en off, por lo tanto, y gracias a estas observaciones, sacamos esta conclusión.

Esta película la podemos dividir en tres partes con sus respectivas acciones:
1)     Planteamiento y primer nudo de la acción:
Larry Lipton (Woody Allen) y Carol Lipton son un matrimonio que vive en un cómodo y agradable apartamento en la ciudad de Nueva York, pero están pasando por una pequeña crisis matrimonial. Un día conocen a un matrimonio vecino, los señores House, de su misma planta. Toman el té juntos.
Al día siguiente la mujer de los House muere por un infarto.
Una noche después Larry y Carol coinciden a la salida del edificio donde residen con el señor Paul House, su vecino viudo recientemente. Sin embargo Carol ve sospechosa la actitud de Paul y emocionada, decide espiarle e investigar.

2)     Confrontación y segundo nudo de la acción:
Carol Lipton y su amigo Ted (Alan Aldá) comienzan a investigar sobre Paul House de quien sospechan que ha asesinado a su mujer porque tiene una amante.
Mientras tanto, Larry Lipton trata de convencer a su mujer para que deje su investigación, lo que crea una confrontación en la pareja.
Un día Larry decide acompañar a su mujer en su aventura para salvar su matrimonio de los celos, y descubren que la mujer del señor Paul House en realidad está viva y se refugia en un hotel.
Pero cuando van a hacer una visita a la señora House para pedir explicaciones, la hayan en el suelo muerta y deciden acudir a la policía, pero éstos no les creen porque el cuerpo a desaparecido.
Persiguen al señor House con el coche hasta una fábrica de aceros, donde ven cómo el hombre se deshace del cuerpo de su mujer arrojándolo al hierro candente.

3)     Conclusión, clímax y anticlímax:
Larry, Carol, Ted y una compañera de trabajo de Larry, traman una trampa para cazar al señor House, pero al final el plan no resultó como predecían y cometieron un grave error, poner como cebo al matrimonio Lipton.
Como consecuencia, el señor House rapta a Carol y Larry, armado de valentía se tira un farol para poder rescatar a su mujer.
Finalmente, la asistenta del señor House es quien pone fin a su vida y Carol y Larry vuelven a reunirse, habiendo vivido la experiencia más impactante y asombrosa de su matrimonio y de su vida.

Los personajes principales son:
-         Larry Lipton (Woody Allen): Un aburrido y torpe editor.
-         Carol Lipton (Diane Keaton): Una jovial y aventurera ama de casa que sueña con abrir un restaurante.
-         Paul House: Un discreto, calculador y frío hombre, que tiene como afición coleccionar sellos.
-         Ted (Alan Aldá): Amigo íntimo del matrimonio. Está enamorado de Carol pero en ningún momento ofende a su amigo Larry.



ANÁLSIS DE LA TEMÁTICA Y CRÍTICA PERSONAL:

Desde un principio, y a simple vista, tratamos esta película como si su tema fuese el asesinato y la investigación de un par de civiles que buscan emoción en sus vidas y aprovechan esta situación que se les ha puesto por delante. Sin embargo, si interiorizamos más, podemos observar que trata sobre la fragilidad de la confianza entre la pareja, de cómo la monotonía puede cambiar el transcurso de la convivencia entre las parejas, de los celos, y también del amor y el cariño entre un matrimonio que lucha por superar todos estos problemas y volver a ser felices.

La crítica que yo hago a esta película, desde luego que es muy positiva. Me encanta el guión, los personajes, la actuación de los actores, cómo dan vida a esos personajes, consiguen que te creas que Larry, Carol, Paul, y el resto de ellos pueda llegar a existir. A parte del humor de Woody Allen, tan sutil y en ocasiones ridículo, considero que es un genio en todas sus películas y tiene un estilo particular de dirigir y escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario